Topmercado.es

Cómo arreglar una mesa coja

Muchas veces nos encontramos que la mesa tiene un desnivel o está coja. Esto supone un problema al colocar cosas encima de estas y también por la incomodad que causa.

En este artículo sobre cómo arreglar una mesa coja no necesitarás de trozos de papel doblador para colocar debajo, así que toma nota.

1.     Herramientas necesarias

Para arreglar el inconveniente con tu mesa necesitarás las siguientes herramientas:

  • Una llave inglesa
  • Un destornillador
  • Pegamento (Que sea resistente y de buena calidad)
  • Una cuchilla universal
  • Cuñas de goma

Pasos a seguir

Para arreglar de una vez por todas tú mesa y que quede como nueva necesitarás seguir los siguientes pasos:

  1. Examina: Normalmente la parte donde la mesa cojea son una de las patas. Lo primero que harás es voltear la mesa y examinar esta parte. Si tu mesa está hecha de madera o plástico busca grietas en toda la estructura de la pata.
  2. ¿Será que están sueltas?: Muchas veces no es una grieta, sino que una de las patas está suelta o floja. La manera para verificarlo es mantener la mesa firme y mover una a una las patas. Si resulta que una se mueve sospechosamente, re ubica la pata nuevamente.
  3. Estabiliza correctamente la estructura: La mayoría de las mesas tienen matas fijadas con tornillos o pernos. En cambio, si tienes una mesa donde sus patas son enroscadas, asegúrate de poseer el correcto destornillador. Aprieta dichos tornillos tanto como se te permita y comprueba la estabilidad.
  4. Si tu mesa se fija con pernos: Para ello necesitas la ayuda de la llave inglesa. Aprieta los pernos lo más que puedas y comprueba si las patas están bien posicionadas.
  5. Patas de la mesa despegadas: Es muy poco común que las patas de tu mesa se despeguen. Si este caso te identifica, aplica un pegamento fuerte y resistente.
  6. Aplica correctamente el pegamento: Coloca la pata en la posición que es debido. Mantén la pata en esa posición mientras la pega termina de secarse y hayas finalizado. Mientras estás en ello, no está de más verificar si otra no está despegada.
  7. Verifica si los tornillos o pernos están asegurados y en buen estado: Muchas veces sucede que los tornillos están en mal estado y no se aseguran como deberían. En este caso es bueno reemplazarlos y colocarlos nuevamente, aunque esto es poco común. Para verificar que tu mesa no cojea y los tornillos/Pernos hicieron un buen trabajo, dale un suave empujón.
  8. Posición de la mesa: Si tu mesa aún cojea luego de las soluciones anteriores, quizás el problema sea un desnivel en el piso. En ese caso trata de mover la mesa donde cojee menos.
  9. No utilices trozos de papel: Además de verse algo in-atractivo, el papel no es la solución para resolver que tu mesa cojee. Las cuñas de goma son la perfecta solución para ello. Son resistentes y muchas veces tienen colores neutros para que convine con el resto del espacio.
  10. Emplea una cuchilla universal: Si la cuña de goma no se acopla a la forma de la pata, simplemente “Moldea” con la cuchilla universal. Recuerda tener cuidado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *