Topmercado.es

Limpiar una plancha de vapor

La rutina de limpieza es una parte importante de cualquier producto para que sean perdurables en el tiempo. Sin embargo, no se puede utilizar el mismo método para todo y es allí donde comienzan las dudas ¿Cómo limpiar una plancha de vapor? Es posible dejarlo como nuevo.

¿Qué sucede si no se limpia la plancha de vapor?

A veces, por no leer el manual de instrucciones exponemos la plancha a condiciones que no debería estar. Por ejemplo, algunos modelos no admiten agua corriente que sale del grifo por la cantidad de sustancias que poseen como cal o minerales. Y si utilizas el agua que no es recomendada corres el riesgo de que la plancha deje de funcionar después de un tiempo. Aquí radica la importancia de limpiarla esporádicamente para evitar disgustos.

Por otro lado, cuando la plancha está sucia por dentro puede manchar las prendas y arruinar  tu ropa favorita. Para no llegar a esos extremos puedes realizar estos sencillos pasos.

¿Cómo limpiar una plancha de vapor tradicional?

Estas son las planchas más comunes del hogar. Funcionan gracias a pequeños agujeros en la base que desprenden vapor calentando y alisando las prendas. Con el tiempo, estos agujeros pueden taparse a causa del sarro o suciedad, por eso conviene estar pendiente y mantenerlos siempre libres y limpios.

La solución es muy sencilla, con un poco de detergente y agua tibia se pueden eliminar. Necesitas un hisopo para ir pasando en cada espacio, asegurando que cada abertura quede libre. Recuerda secarlo con un paño al terminar, para quitar los desperdicios que quedan por allí.

¿Se puede limpiar la plancha de vapor por dentro?

¡Sí! La mejor solución es mezclar media taza de agua y media taza de vinagre blanco. Lo colocas en el interior de la plancha y la enciendes en su máxima potencia. Para ir limpiando de a poco, lo ideal es que el vapor se descargue sobre una toalla cada 10 o 20 segundos. De esa manera se limpiará todo el interior. Así por un minuto. Luego, quítale el agua que sobró para agregar agua limpia y repetir el proceso.

En el caso de las planchas a vapor vertical no tendrás problemas porque el depósito de agua es desmontable. Asegúrate de secarlo bien cada vez que lo terminas de utilizar y no guardarlo con agua dentro. Esta es la principal ventaja que ofrece la plancha vertical profesional.

¿Cómo quitar manchas exteriores?

Para ese sarro o mancha que parece no tener solución, te recomendamos utilizar el vinagre blanco con un poco de bicarbonato de sodio. Lo calientas en una olla, y luego lo dejas entibiar. Recuerda que el paño debe estar levemente húmedo y no muy mojado porque puedes estropear el material. Enfócate en la mancha y luego sécala bien antes de volver a utilizar tu plancha.

Un pulidor de metal también puede ser efectivo, en los casos en donde la plancha de vapor está hecho con materiales que no son de plástico ¡Tu plancha quedará como nueva y lista para ser utilizada!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *